¡¡Vamos al Fisio!!

lunes, 5 de agosto de 2019
Buenos días Chic@s,

Como sabéis, Centro Médico Virgen de la Caridad es mi Hospital y Clínica de referencia. Os he hablado de muchos de los servicios que ofrecen y que os garantizo que son de plena confianza pues yo los uso habitualmente. Por eso, hoy quiero hablaros de la Unidad de Fisioterapia que es una maravilla.
Almamodaaldia - Centro Médico Virgen de la Caridad
Esta semana he estado en sus instalaciones de San Javier (Murcia) y su Gerente Puri Rodríguez me ha mostrado sus modernas instalaciones y tras ello, me ha puesto en manos de uno de los fisios más prometedores del momento. Ese es Renzo, un encanto de persona y profesional que me ha explicado con detalle la cantidad de opciones y posibilidades que brinda esta especialidad tan demandada.

Él está muy centrado en la osteopatía, que es un método de tratamiento de las enfermedades que se basa en los masajes y la manipulación de las articulaciones; se fundamenta en la teoría de que el cuerpo es capaz de elaborar sus propios remedios contra las enfermedades y acepta el método terapéutico y de diagnóstico de la medicina científica.
Almamodaaldia - Centro Médico Virgen de la Caridad
Tras unas cuantas preguntas, Renzo me ha descrito con detalle sus principales puntos de acción y sobre todo, qué dolencias son las más habituales y por ello más tratadas.

También os traigo un pequeño video demostrativo donde podéis conocerle y verle en acción. 
Se que es muy técnico, pero os hago un pequeño resumen de todo lo que me ha contado que me parece muy interesante:

Cervicalgia: el dolor de cuello es un trastorno muy común que a menudo se debe a una reducción de la movilidad y/o inestabilidad cervical. Dependiendo de donde estará el segmento “fijado”, manipularemos con una técnica de “alta velocidad y corta duración” o técnicas suaves como las de tipo miofascial.  

Cefaleas (mejor que migrañas): Es un trastorno que afecta la región de la cabeza, a menudo idiopático (sin causa evidente), que puede notablemente reducir la calidad de vida.

El estrés, la tensión, los estados de alerta constantes, problemas viscerales y posturales pueden alterar las tensiones musculares, vasculares y fasciales que llegan a la cabeza, ocasionando dichos dolores. La osteopatía a través de Técnicas Craneales, Cráneo-Sacrales y fasciales, puede tratar estos síntomas y sus causas y el efecto puede llegar a ser inmediato. 

Esguince de tobillo: este accidente traumático, ordinario y a veces muy limitante, conlleva una serie de adaptaciones a la lesión, que a lo largo de los años pueden dar lugar a otros trastornos músculo-esqueléticos. Desde el minuto 1 hay adaptaciones a nivel Sacro-lumbar, por un espasmo de la musculatura posterior del muslo que pone en disfunción el hueso ilíaco, torsionando la pelvis. Un único tratamiento de osteopatía, justo después de la fase aguda del esguince, puede dar excelentes resultados. 

Test visceral: Estómago, hígado, vesícula biliar, intestino, pueden crear tensiones a nivel abdominal que pueden repercutir en la movilidad de hombro y de la columna dorsal dando lugar a dolores inespecíficos.

Con un simple test llamado “lift” (levantamiento) podemos disminuir esa tensión visceral y ver si dichos síntomas de dolor, derivan de un trastorno visceral.

Desde luego que ha sido un auténtico placer conocer cuántos beneficios tiene la fisioterapia centrada en la osteopatía y que desde ahora me va a ayudar mucho en mis dolencias del día a día.

El estrés diario que todos manejamos como podemos, es tratable por personal cualificado en Clínicas de confianza como Centro Virgen de la Caridad.

Espero que os haya gustado tanto como a mí y pronto os veo con más contenidos interesantes.

Un beso, Eu.
Almamodaaldia - Centro Médico Virgen de la Caridad

3 comentarios

  1. Un post interesante. Lo tendré en cuenta
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  2. Hola "Pequeña con Estilo", muchas gracias por tu comentario. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Soy fan de la osteopatía!!! Tengo hernias discales y de vez en cuando me ponzan algún nervio y muero de dolor, pero esto es historia desde que me puse en manos de un osteópata. Me pilla lejos, pero tomo nota!!! Un abrazo!

    ResponderEliminar