viernes, 14 de noviembre de 2014

Camisa blanca.

Muy buenos días, "je je" parece que hoy estoy mas animadita de lo normal, ¿por que será?. A sí, espera un momento.......es !!! Fin de semana!!!.

A ver chic@s, ¿quién no tiene una camisa blanca en su armario?. Ya sé lo que me vais a contestar.....una no, varias.
Y es que esta prenda, es la más sencilla y la que podemos adaptar a cualquier look; ya sea informal o para ir más arreglada y sobre todo quién no la usa para ir a trabajar.

Como dice una diseñadora que a mí me encanta: "una prenda clave que convive en perfecta armonía con cualquier outfit imaginable".

Es la prenda más importante de nuestro "closet", además de poseer un color de una claridad absoluta que transmite luz y confianza. Por si sola, ya es elegante y sencilla y eso ya la hace interesante.

Teniendo en cuenta que la historia de la camisa es más o menos del 1500 a.c, que ha ido transcendiendo durante unos cuantos siglos. Está claro que es otra prenda más de la cual se ha ido reinventando cada año, con diferentes tejidos, botones, costuras contrastadas y un sin fin de pequeños detalles que ha hecho que la camisa blanca sea un imprescindible de nuestro armario.

A la hora de combinarla, tenéis mil maneras de llevarla; looks minimalistas, bohemios o looks "distressed" (combinarla con los jeans es un acierto 100%), ya que le puedes complementar con un montón de cositas: pañuelos con mucho colorido, collares y muchas pulseras, etc.
A mi me encanta  debajo de un jersey o con una falda lápiz.
Y como dicen por ahí "hay pocas cosas más sexys que una camisa despreocupadamente desabrochada".

Chao bombones, descansar este fin de semana, que os lo merecéis...

2016 © Propiedad de Alma Moda Aldia. Todos los derechos Reservados
demo